Presidente JCE expresa preocupación por “violencia” hacia sistemas electorales

0
23

 

  • Ya el ataque no es a la imparcialidad e independencia, ya el ataque es al órgano per se», indicó
  • Citó el caso de la elección de los nuevos miembros del pleno de la JCE

El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Román Jáquez Liranzo, expresó este sábado su preocupación ante la violencia y los ataques que han surgido contra el sistema electoral y los organismos que logran la funcionalidad de la democracia.

El titular de la JCE se expresó en esos términos durante los debates de los informes de avanzada presentados en ocasión de celebrarse las elecciones en México de este domingo.

Indicó que se han acostumbrado a los ataques hacia la integridad electoral con cuestiones como la violencia política hacia la mujer, grupos vulnerables y de sangre, así como la desinformación en redes sociales y el ingreso del narcotráfico y el crimen organizado a los procesos electorales.

itó declaraciones que escuchó durante la inauguración de la jornada de observación, de que estos aspectos se dan “en el marco de la desconfianza” y que se debía trabajar en una cadena de confianza. Sin embargo, a juicio de Jáquez, “esta violencia ha dado un paso hacia delante”.

“Ya el ataque no es a la imparcialidad e independencia, ya el ataque es al órgano per se, a sus miembros y empleados. Los mismos partidos políticos se corroen, el sistema electoral tambalea”, añadió Jáquez.

En el encuentro participaron delegados de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE), que copreside témpore Jáquez, y expertos electoralistas del Instituto Interamericano de Derechos Humanos.

Narró que cuando República Dominicana estaba en el proceso de elección de los nuevos miembros del pleno, alguien comentaba que “no era necesario miembros que no formaran parte de partidos políticos, que debemos vernos en el espejo de Europa, donde el gobierno y las organizaciones políticas organizan las elecciones”.

Citó también las declaraciones del representante de un partido político en México quien abogó por el “rediseño el funcionamiento del órgano electoral con la propuesta de transferirlo a la Gobernación”.

En ese sentido, indicó que, en vez de trabajar en una cadena de confianza, se debía trabajar en una de institucionalidad.