Países europeos relanzan medidas más restrictivas

0
38

 

Agencias
Roma

Las autoridades de Italia y Polonia establecieron el lu­nes restricciones más se­veras para controlar un rebrote de contagios de co­ronavirus en gran parte de sus territorios, mientras que la capital francesa con­sidera imponer un confina­miento los fines de sema­na luego que las unidades de cuidados intensivos es­tuvieron cerca del límite de pacientes con COVID-19.

Apegándose a una deci­sión tomada por el gobierno italiano a finales de la sema­na pasada, 80% de lo meno­res en edad escolar, desde guarderías hasta secunda­rias, no podrán acudir a las aulas a partir de ayer lunes.

Uso de camas
La combinación de las cifras en aumento de camas ocu­padas por pacientes con CO­VID-19 en las unidades de cuidados intensivos, la can­tidad incesante de contagios diarios y la transmisión de la enfermedad a través pre­dominantemente de una va­riante del virus descubier­ta primero en Gran Bretaña ha llevado al nuevo gobier­no del primer ministro italia­no Mario Draghi a establecer una designación de “zona roja” en más regiones del país, incluyendo por primera vez desde que el sistema de niveles por colores fue crea­do en otoño del año pasado, a Lazio, la región en que se encuentra Roma.

En las áreas designadas como zona roja, los restau­rantes y cafés sólo pueden ofrecer servicio para llevar o entrega a domicilio, las tien­das de artículos no esencia­les permanecen cerradas y la población debe mantener­se cerca de casa, excepto para cuestiones de trabajo, salud o compra de artículos indispensables.

Salones de belleza
Durante el fin de semana, muchos salones de belleza ampliaron sus horarios pa­ra atender a los clientes de último minuto, y multitu­des abarrotaron las calles en áreas de compras, par­ques y malecones frente al mar antes que las medidas entraran en vigor. El lunes, llegó la realidad.

En un país en el que el ca­fé es bebido, como debe ser, frente a un mostrador o una mesa en una cafetería, y no en una taza desechable, Ales­sandra Lorisa se quitó la mas­carilla y dio un trago al suyo en una plaza de Roma.

“Ahora, se ha convertido en parte de nuestra rutina. Es mucho más estadouniden­se, si se puede decir, comen­tó al manifestar su esperan­za de que para primavera “podamos ver ciertas me­jorías, poder regresar a las rutinas a las que estábamos acostumbrados”.

El viernes, Draghi prome­tió una rápida infusión de ayuda por la pandemia para los negocios afectados.

En Polonia, en medio de un fuerte aumento de nue­vos contagios y hospitali­zaciones de pacientes con COVID-19, las autoridades endurecieron restricciones en dos regiones más, inclu­yendo la capital, Varsovia, y una provincia del oeste que hace frontera con Alemania.

Un incremento inexora­ble en el número de pacien­tes que reciben atención en las unidades de cuidados in­tensivos de los hospitales franceses, particularmente en la región de París, está im­poniendo más presión al go­bierno del presidente Emma­nuel Macron.

Se espera que en los próxi­mos días se decida si la re­gión de París y sus 12 mi­llones de habitantes serán puestos en confinamiento durante los fines de semana.

Mientras que en Bosnia, al tiempo que recibieron las primeras vacunas contra el coronavirus el miércoles, los médicos en la capital, Sara­jevo, advirtieron que el brote del virus se ha disparado en los últimos días.

Puerto Rico
En tanto, el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, dijo ayer lunes que no se pue­de “bajar la guardia” en la lu­cha contra la covid-19, en un discurso televisivo con mo­tivo de cumplirse un año de que se decretara el confina­miento en la isla.

“Hoy hace un año Puer­to Rico comenzó a vivir una nueva realidad, una pande­mia global nunca antes vis­ta en su historia moderna. Hemos aprendido mucho, hemos tenido grandes pér­didas de vida, las cuales llo­ramos y recordamos, y he­mos avanzado grandemente en nuestra batalla contra es­te virus”, dijo.

En su discurso, resumió la labor del Gobierno desde que hace un año se diagnos­ticó el primer caso de la co­vid-19 en Puerto Rico y se decretó en la isla el confina­miento.

Cambios necesarios
En su alocución de poco más de seis minutos el goberna­dor adelantó que seguirá haciendo los cambios nece­sarios a las Órdenes Ejecuti­vas “con mucha prudencia y a base de información cientí­fica como la tasa de positivi­dad y de mortalidad, las hos­pitalizaciones y la capacidad de nuestro sistema de salud”.

“Mi énfasis para atender la pandemia es que tiene que haber un equilibrio en cual­quier decisión que se tome, siempre salvaguardando la salud y seguridad de todos, pero logrando afectar lo me­nos posible a nuestra econo­mía y nuestra calidad de vi­da”, reiteró Pierluisi.

AstraZeneca.
Una avalancha de paí­ses europeos, entre ellos Alemania, Francia, Italia y España, suspendieron ayer el uso de la vacu­na contra el coronavirus desarrollada por Astra­Zeneca luego de que se dieron a conocer repor­tes de que algunas per­sonas que recibieron la dosis presentaron trom­bos.

Países.
Otros países, aparte de Francia, que han toma­do medidas similares en los últimos días son: Di­namarca —que fue el primero en hacerlo_, Ir­landa, Tailandia, Ho­landa, Noruega, Islan­dia, el Congo y Bulgaria. De momento, Canadá y Gran Bretaña siguen uti­lizando la vacuna.